El Chocolate sus Beneficios y Propiedades

Parte del mito que rodea al chocolate es que sabe tan, pero que tan bien, que no debe ser bueno para la salud. Y esto le da un toque de prohibición que le hace aún más irresistible.

Siempre se ha considerado un detalle especialmente romántico el obsequiar a alguien con una delicada caja de bombones. Así que, si la persona más especial en su vida es adicto al chocolate, ya conoce un modo infalible de agradarle en ocasiones especiales. Pero las sorprendentes noticias que nos proporciona la comunidad científica, es que este placer de mala reputación tiene algunos beneficios para nuestra salud, especialmente si se elige sabiamente el tipo de chocolate.

¿Es el chocolate saludable?

El chocolate contiene alrededor de 300 sustancias químicas, y ha sido objeto de múltiples estudios por universidades y otros organismos. A continuación resumimos algunos de los resultados de dichas investigaciones. No tenemos medios para comprobar o desautorizar, en su caso, estas afirmaciones, así que las ofrecemos a continuación de un modo puramente especulativo, a la espera de que esas investigaciones sean ampliadas. Si está usted realmente interesado en la materia, puede servirle de punto de partida la siguiente información:

  • El cacao, la materia prima del chocolate, contiene agentes antibacterianos contra la caries en los dientes. Aunque claro, esos beneficios positivos se anulan con el efecto del azúcar que lleva el chocolate con leche.
  • El olor del chocolate incrementa las ondas thita cerebrales, lo cual nos relaja.
  • La mantequilla de coco del chocolate contiene ácido oleico, una grasa monoinsaturada que puede elevar el colesterol bueno.
  • Tomarse una taza de chocolate caliente antes de las comidas, disminuye el apetito.
  • Los hombres que comen chocolate habitualmente, viven un año más que los que no lo hacen.
  • Ayuda a mantener los vasos sanguíneos flexibles.
  • Aumenta los niveles de antioxidantes en la sangre.
  • Los curanderos mexicanos utilizan el chocolate para el tratamiento de la bronquitis y las picaduras de insectos.
  • Los hidratos de carbono del chocolate elevan los niveles de serotonina en el cerebro, proporcionando sensación de bienestar.

Lo que el chocolate no hace:

  • Los estudios muestran que el chocolate no es causante del acné.
  • El cacao contiene los estimulantes de la cafeína y el bromo, pero en tan pequeñas cantidades que no llegan a causar excitación nerviosa.
  • El chocolate no es adictivo.
  • El chocolate contiene ácido esteárico, una grasa natural que no eleva el colesterol malo.

Pero, por otro lado…

  • El chocolate puede disparar los dolores de cabeza en las personas propensas a padecer migrañas.
  • El chocolate con leche tiene muchas calorías, grasas saturadas y azúcar.

¿Y qué hay sobre darle chocolate a mi mascota?

  • Se considera peligroso darle chocolate a los animales, porque contiene un estimulante llamado teobromina, que no pueden digerir.
  • El chocolate negro y el cocinado son incluso más peligrosos, porque contienen una concentración más elevada de esta sustancia.

Beneficios del Chocolate negro

Este exquisito alimento que fué utilizado por las tribus mayas por generaciones y generaciones; gracias a algunos de sus compuestos, “los flavonoides”, favorecerían la circulación arterial haciendo mas eláticos estos vasos.

Esto fué observado en un estudio científico que fué llevado a cabo por investigadores del Centro de investigación de la prevención de la Yale, en Connecticut, participaron 45 personas sanas con un índice de masa corporal (IMC) de entre 25 y 35 kg/m2. Los participantes se dividieron en tres grupos que comieron ocho onzas (227 gramos) de cacao sin azúcar, cacao con azúcar o un placebo.

Ingerir cantidades medianas de este delicioso alimento está vinculado a la función vital de las células endoteliales, las cuales se encuentran recubriendo por dentro a las arterias; el estudio demuestra una clara relación entre la ingesta y el aumento de la función de estas células.

El chocolate (maya: chocolhaa) es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: una materia sólida (la pasta de cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao). A partir de esta combinación básica, se elaboran los distintos tipos de chocolate, que dependen de la proporción entre estos elementos y de su mezcla o no con otros productos tales como leche y frutos secos.

Propiedades del Chocolate

  • Excelente nutritivo
  • Los flavonoides como antioxidantes
  • Antidepresivo
  • Efectos cardioprotectores
  • Mejora inmunidad
  • Tiene efectos beneficiosos para prevenir el cáncer
  • Baja la presión sanguínea

Puro Cacao 100%

Un grano de cacao contiene:

  • Un 55% de grasa.
  • Un 12,8% de proteína.
  • Minerales: fósforo, calcio, magnesio, cobre, potasio, hierro, sodio, yodo y manganeso.
  • Vitaminas A, B, C, D, E, K, B1 y B2.
  • Seis aminoácidos esenciales para la salud.

Estos flavonoides que se encuentran en una importante cantidad en el chocolate también podemos encontrarlo en las verduras y frutas, como así también en el vino.

El IMC es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso. Un IMC de 25 a 29.9 indica sobrepeso, mientras que un IMC de 30 ó más indica obesidad.

Durante seis semanas, los participantes se sometieron a pruebas de la función endotelial. Esto se realizó mediante el uso de ultrasonido de alta frecuencia para medir la capacidad de la arteria braquial (que va desde el hombro hasta el codo) para relajarse y expandirse para poder acomodar un aumento en el flujo de sangre, una prueba conocida como dilatación mediada por el flujo (DMF).

El estudio encontró que la DMF mejoraba significativamente (2.4 por ciento) en el grupo que consumió cacao sin azúcar, frente a 1.5 por ciento en el grupo que comió cacao con azúcar. Hubo una disminución de 0.8 por ciento de la DMF en el grupo que consumió el placebo.

“En este grupo de adultos saludables con un IMC de 25 a 35 kg/m2, la ingesta de chocolate negro durante un periodo corto de tiempo ha mostrado mejorar significativamente la función endotelial, llevando a nuestro equipo a considerar que un mayor beneficio podría ser observado en un ensayo clínico aleatorio a largo plazo”, afirmó en una declaración preparada el Dr. Valentine Yanchou Njike, coinvestigador.

El chocolate es excelente frente a distintos estados de ánimo como: la tristeza, la ansiedad y la irritabilidad, porque contiene teobromina, cafeína y teofilina, bases xánticas – en el chocolate predomina la primera – que estimulan diversas acciones fisiológicas incluyendo la del sistema nervioso, la circulación sanguínea y tienen efectos diuréticos.

Este dulce producto llegado desde América –consumido por los indígenas desde hace siglos, que lo empleaban incluso como moneda– tras la llegada de los españoles es, además, rico en sustancias beneficiosas para el organismo. Eso sí, debe ser consumido con moderación, como el resto de los alimentos.

Triptófano. El contenido del cacao en este aminoácido favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor que lleva a una señal nerviosa que produce felicidad.

Feniletilamina. Es otro aminoácido presente en el cacao que se relaciona con las anfetaminas.

Anandamina. Es un compuesto que activa receptores cerebrales que producen placer y lucidez mental. Y frente a la salud cardiovascular, porque contiene ácido esteárico, una sustancia grasa que se desatura rápidamente al ácido oleico (como el aceite de oliva), y por ello se le considera beneficioso para el organismo, porque contrarresta el ‘colesterol malo’.

Fibra dietética. El cacao contiene un 6% que se diluye en función de sus otros ingredientes. Es beneficiosa para favorecer el movimiento intestinal.

Polifenoles. El cacao aporta estos elementos, sustancias antioxidantes relacionadas con la prevención del proceso aterosclerótico y de la aparición de algunos tipos de cáncer. Su presencia en el cacao es muy relevante y además, estimulan la producción de prostacilinas que contribuyen a reducir la presión arterial.

La concentración de minerales en el cacao es muy alta en potasio, fósforo y magnesio. A este último se atribuye la facultad de mejorar el estado de ánimo femenino, especialmente en el periodo premenstrual. También aporta hierro, calcio, zinc, cobre y cromo. Y vitaminas E, B1 y B2.

Fuente:

http://www.webdehogar.com/cocina-recetas/06081901.htm

http://www.blog-medico.com.ar/noticias-medicina/nutricion-noticias-medicina/beneficios-del-chocolate-negro.htm  (Artículo por HealthDay, lunes, 26 de marzo, 2007.)

http://gastronomia.laverdad.es/sibarita/2005-09-21/593-los-multiples-beneficios-chocolate.html

El Vino Tinto, Taninos y La Buena Salud.


La preocupación por una alimentación más sana y un estilo de vida más saludable, es también preocupación de la cultura del vino. Hoy sabemos que el tanino de los vinos tintos, – cuando se practica un consumo moderado- ayuda a mantener más limpias nuestras arterias, contribuyendo a evitar enfermedades cardiovasculares. Asimismo recientes estudios han demostrado que el resveratrol, una sustancia que se encuentra en la piel de la uva negra, puede ayudar a retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades geriátricas como el Alzheimer.

Revisado Sep 03
Distintos estudios científicos han demostrado que los habitantes de los países que siguen la dieta mediterránea y por tanto consumen vino en cantidades moderadas tienen un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto llevó a la comunidad científica a estudiar este tema en profundidad, comparando los datos de diferentes países europeos con resultados en muchos casos sorprendentes y contradictorios. Tal fue el caso de Francia. Resultaba paradójico que los franceses mostrasen altos niveles de colesterol, (debido al consumo de mantequillas, natas y quesos) y, sin embargo, presentaran una mortalidad baja por problemas de corazón. A este hecho se le llamó ” la paradoja francesa”. Más tarde, se observó que los franceses a diferencia de los habitantes de los países nórdicos tomaban en las comidas una copa de vino tinto.

Lo dicen los científicos

El estudio MONICA ha demostrado que consumir una o dos copas de vino reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, por encima de los 30 gramos diarios el alcohol causa graves daños en el hígado, el cerebro y el corazón.

El poder antioxidante del vino tinto

A partir de ahí, la atención fue dirigida a los componentes no alcohólicos del vino tinto y al análisis de los taninos. Los taninos son sustancias naturales, astringentes y amargas que proceden de la maceración de los hollejos y de la crianza en madera. Su presencia se percibe en la lengua y en las encías. Los taninos frutales procedentes de la piel de la uva macerada en el mosto son más saludables y finos, mientras que los taninos de la madera son algo más agresivos.
Pero lo importante es que se descubrió que el pellejo de las uvas negras contiene un amplio rango de compuestos fenólicos. Concretamente ácidos fenólicos, flavonoides y resveratrol que tienen una gran capacidad de proteger a las lipoproteínas LDL de la oxidación. (Inhiben el colesterol malo, que una vez oxidado pasaría a formar una placa de ateroma en la pared de las arterias). La “paradoja francesa” tenía su explicación: una copa de vino tinto en las comidas contribuye a evitar que las plaquetas sanguíneas se aglutinen.

Los radicales libres y el envejecimiento

Hoy se sabe que el proceso de envejecimiento así como la aparición de algunas enfermedades, se debe al efecto de los “radicales libres”. Es decir, a ciertas partículas que oxidan nuestras células.

Tienen un cometido útil en el caso de que nuestro organismo deba luchar contra las bacterias, pero en contrapartida son responsables del endurecimiento de nuestras arterias (arteriosclerosis).

Podemos combatir los radicales libres consumiendo antioxidantes artificiales (vitamina C, vitamina E, betacarotenos) o recurriendo a una alimentación sana con altas dosis de verduras y frutas frescas, aceite de oliva y vino tinto con moderación.

El resveratrol y las sirtuinas

Otra sustancia beneficiosa es el resveratrol, que forma parte de los pigmentos y que protege a la uva contra el ataque de los hongos. Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard ha demostrado que el resveratrol, que abunda en la piel de la uva negra, es capaz de estimular las sirtuinas, unas enzimas celulares que regulan el envejecimiento de todos los organismos vivos. De todos los compuestos que probaron los investigadores, el que más estimuló a la enzima fue el resveratrol, por lo que el consumo moderado de vino tinto puede ayudar a retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades geriátricas como el Alzheimer.

Los contenidos en resveratrol del vino son variables según los viñedos y las regiones de producción y se sabe que están en relación con el estímulo de las reacciones de defensa de la vid en respuesta a una infección parasitaria.
La mayoría de las sustancias beneficiosas se acumulan en el hollejo de la uva. El vino tinto es más beneficioso que el vino blanco debido a su proceso de elaboración, el mosto se macera con la piel y con las pepitas, permitiendo que las sustancias beneficiosas que contiene la piel de la uva pasen al vino. Además, la uva negra es más rica en taninos. Las variedades cabernet sauvignon y tempranillo contienen más polifenoles que el resto. Cuando se trata de vinos españoles hay que recordar que un clima soleado aumenta la presencia de estos pigmentos.

Muchos de los vinos españoles, elaborados aplicando las modernas técnicas de vinificación, tienen una ventaja añadida: mantienen su contenido saludable en antioxidantes porque no han sido sometidos a los filtrados más enérgicos que se aplican a algunos vinos menores.

Los beneficios del vino:

1. Acción antiespasmódica.

2. Activación de la secreción biliar.

3. Acción antibacteriana.

4. Efecto antihistamínico, que atenúa las reacciones alérgicas.

5. Protección de las paredes arteriales, al fortalecer el colágeno y la eslatina que las forman.

6. El vino aporta minerales y oligoelementos:
•    Magnesio : disminuye el estrés
•    Zinc : mejora las defensas inmunitarias
•    Litio: equilibra el sistema nervioso
•    Calcio y potasio : garantizan un adecuado equilibrio iónico y eléctrico

7. Se recomienda en casos de anemia ya que contiene medio miligramo de hierro. Además el alcohol ayuda a la absorción del hierro.

8. El consumo de vino tinto moderado durante las comidas palia la pérdida de memoria por insuficiencia circulatoria cerebral propias de personas de edad avanzada.

9. Actúa contra una enfermedad muy de moda: la anorexia o falta de apetito al estimular los órganos olfativos y gustativos.

10. Estos beneficios solo se producen con dosis moderados, nunca más de 30 gramos al día.

Fuente: http://www.sabormediterraneo.com/salud/salud_vinos.htm