El Chocolate sus Beneficios y Propiedades

Parte del mito que rodea al chocolate es que sabe tan, pero que tan bien, que no debe ser bueno para la salud. Y esto le da un toque de prohibición que le hace aún más irresistible.

Siempre se ha considerado un detalle especialmente romántico el obsequiar a alguien con una delicada caja de bombones. Así que, si la persona más especial en su vida es adicto al chocolate, ya conoce un modo infalible de agradarle en ocasiones especiales. Pero las sorprendentes noticias que nos proporciona la comunidad científica, es que este placer de mala reputación tiene algunos beneficios para nuestra salud, especialmente si se elige sabiamente el tipo de chocolate.

¿Es el chocolate saludable?

El chocolate contiene alrededor de 300 sustancias químicas, y ha sido objeto de múltiples estudios por universidades y otros organismos. A continuación resumimos algunos de los resultados de dichas investigaciones. No tenemos medios para comprobar o desautorizar, en su caso, estas afirmaciones, así que las ofrecemos a continuación de un modo puramente especulativo, a la espera de que esas investigaciones sean ampliadas. Si está usted realmente interesado en la materia, puede servirle de punto de partida la siguiente información:

  • El cacao, la materia prima del chocolate, contiene agentes antibacterianos contra la caries en los dientes. Aunque claro, esos beneficios positivos se anulan con el efecto del azúcar que lleva el chocolate con leche.
  • El olor del chocolate incrementa las ondas thita cerebrales, lo cual nos relaja.
  • La mantequilla de coco del chocolate contiene ácido oleico, una grasa monoinsaturada que puede elevar el colesterol bueno.
  • Tomarse una taza de chocolate caliente antes de las comidas, disminuye el apetito.
  • Los hombres que comen chocolate habitualmente, viven un año más que los que no lo hacen.
  • Ayuda a mantener los vasos sanguíneos flexibles.
  • Aumenta los niveles de antioxidantes en la sangre.
  • Los curanderos mexicanos utilizan el chocolate para el tratamiento de la bronquitis y las picaduras de insectos.
  • Los hidratos de carbono del chocolate elevan los niveles de serotonina en el cerebro, proporcionando sensación de bienestar.

Lo que el chocolate no hace:

  • Los estudios muestran que el chocolate no es causante del acné.
  • El cacao contiene los estimulantes de la cafeína y el bromo, pero en tan pequeñas cantidades que no llegan a causar excitación nerviosa.
  • El chocolate no es adictivo.
  • El chocolate contiene ácido esteárico, una grasa natural que no eleva el colesterol malo.

Pero, por otro lado…

  • El chocolate puede disparar los dolores de cabeza en las personas propensas a padecer migrañas.
  • El chocolate con leche tiene muchas calorías, grasas saturadas y azúcar.

¿Y qué hay sobre darle chocolate a mi mascota?

  • Se considera peligroso darle chocolate a los animales, porque contiene un estimulante llamado teobromina, que no pueden digerir.
  • El chocolate negro y el cocinado son incluso más peligrosos, porque contienen una concentración más elevada de esta sustancia.

Beneficios del Chocolate negro

Este exquisito alimento que fué utilizado por las tribus mayas por generaciones y generaciones; gracias a algunos de sus compuestos, “los flavonoides”, favorecerían la circulación arterial haciendo mas eláticos estos vasos.

Esto fué observado en un estudio científico que fué llevado a cabo por investigadores del Centro de investigación de la prevención de la Yale, en Connecticut, participaron 45 personas sanas con un índice de masa corporal (IMC) de entre 25 y 35 kg/m2. Los participantes se dividieron en tres grupos que comieron ocho onzas (227 gramos) de cacao sin azúcar, cacao con azúcar o un placebo.

Ingerir cantidades medianas de este delicioso alimento está vinculado a la función vital de las células endoteliales, las cuales se encuentran recubriendo por dentro a las arterias; el estudio demuestra una clara relación entre la ingesta y el aumento de la función de estas células.

El chocolate (maya: chocolhaa) es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: una materia sólida (la pasta de cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao). A partir de esta combinación básica, se elaboran los distintos tipos de chocolate, que dependen de la proporción entre estos elementos y de su mezcla o no con otros productos tales como leche y frutos secos.

Propiedades del Chocolate

  • Excelente nutritivo
  • Los flavonoides como antioxidantes
  • Antidepresivo
  • Efectos cardioprotectores
  • Mejora inmunidad
  • Tiene efectos beneficiosos para prevenir el cáncer
  • Baja la presión sanguínea

Puro Cacao 100%

Un grano de cacao contiene:

  • Un 55% de grasa.
  • Un 12,8% de proteína.
  • Minerales: fósforo, calcio, magnesio, cobre, potasio, hierro, sodio, yodo y manganeso.
  • Vitaminas A, B, C, D, E, K, B1 y B2.
  • Seis aminoácidos esenciales para la salud.

Estos flavonoides que se encuentran en una importante cantidad en el chocolate también podemos encontrarlo en las verduras y frutas, como así también en el vino.

El IMC es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso. Un IMC de 25 a 29.9 indica sobrepeso, mientras que un IMC de 30 ó más indica obesidad.

Durante seis semanas, los participantes se sometieron a pruebas de la función endotelial. Esto se realizó mediante el uso de ultrasonido de alta frecuencia para medir la capacidad de la arteria braquial (que va desde el hombro hasta el codo) para relajarse y expandirse para poder acomodar un aumento en el flujo de sangre, una prueba conocida como dilatación mediada por el flujo (DMF).

El estudio encontró que la DMF mejoraba significativamente (2.4 por ciento) en el grupo que consumió cacao sin azúcar, frente a 1.5 por ciento en el grupo que comió cacao con azúcar. Hubo una disminución de 0.8 por ciento de la DMF en el grupo que consumió el placebo.

“En este grupo de adultos saludables con un IMC de 25 a 35 kg/m2, la ingesta de chocolate negro durante un periodo corto de tiempo ha mostrado mejorar significativamente la función endotelial, llevando a nuestro equipo a considerar que un mayor beneficio podría ser observado en un ensayo clínico aleatorio a largo plazo”, afirmó en una declaración preparada el Dr. Valentine Yanchou Njike, coinvestigador.

El chocolate es excelente frente a distintos estados de ánimo como: la tristeza, la ansiedad y la irritabilidad, porque contiene teobromina, cafeína y teofilina, bases xánticas – en el chocolate predomina la primera – que estimulan diversas acciones fisiológicas incluyendo la del sistema nervioso, la circulación sanguínea y tienen efectos diuréticos.

Este dulce producto llegado desde América –consumido por los indígenas desde hace siglos, que lo empleaban incluso como moneda– tras la llegada de los españoles es, además, rico en sustancias beneficiosas para el organismo. Eso sí, debe ser consumido con moderación, como el resto de los alimentos.

Triptófano. El contenido del cacao en este aminoácido favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor que lleva a una señal nerviosa que produce felicidad.

Feniletilamina. Es otro aminoácido presente en el cacao que se relaciona con las anfetaminas.

Anandamina. Es un compuesto que activa receptores cerebrales que producen placer y lucidez mental. Y frente a la salud cardiovascular, porque contiene ácido esteárico, una sustancia grasa que se desatura rápidamente al ácido oleico (como el aceite de oliva), y por ello se le considera beneficioso para el organismo, porque contrarresta el ‘colesterol malo’.

Fibra dietética. El cacao contiene un 6% que se diluye en función de sus otros ingredientes. Es beneficiosa para favorecer el movimiento intestinal.

Polifenoles. El cacao aporta estos elementos, sustancias antioxidantes relacionadas con la prevención del proceso aterosclerótico y de la aparición de algunos tipos de cáncer. Su presencia en el cacao es muy relevante y además, estimulan la producción de prostacilinas que contribuyen a reducir la presión arterial.

La concentración de minerales en el cacao es muy alta en potasio, fósforo y magnesio. A este último se atribuye la facultad de mejorar el estado de ánimo femenino, especialmente en el periodo premenstrual. También aporta hierro, calcio, zinc, cobre y cromo. Y vitaminas E, B1 y B2.

Fuente:

http://www.webdehogar.com/cocina-recetas/06081901.htm

http://www.blog-medico.com.ar/noticias-medicina/nutricion-noticias-medicina/beneficios-del-chocolate-negro.htm  (Artículo por HealthDay, lunes, 26 de marzo, 2007.)

http://gastronomia.laverdad.es/sibarita/2005-09-21/593-los-multiples-beneficios-chocolate.html

Las Almendras y sus Beneficios

Las almendras representan nutrición y salud con sabor. Las almendras son la fruta seca sin colesterol que agradará a los consumidores más exigentes y a los fanáticos de la salud.

Todo el mundo sabe que las almendras son riquísimas, pero ¿sabía que la versátil almendra está llena de nutrición e historia? ¿Quiere probar más información? Saboree estos datos acerca de la deliciosa y nutritiva almendra:

La almendra, conocida como la reina de las rosas, de la familia de los rosáceos y del género Prunus, constituye una de las fuentes de alimentación más antiguas del mundo, ya mencionada en la Biblia 2,000 años antes de Cristo. La almendra es el fruto del almendro, cuya deidad protectora era una diosa fenicia cuyo nombre en sirio significa “árbol hermoso”, calificativo muy apropiado dada la espectacular hermosura de los campos de almendros en flor.

La semilla (parte comestible del almendro) es alargada, blanda, a veces tirando a ebúrnea, recubierta de una piel marrón y fibrosa. Es relativamente crujiente, de sabor muy suave, un poco dulce, nada ácida, oleosa, poco aromática cuando está cruda, pero con un aroma y un sabor mucho más intensos cuando se tuesta.

Existen dos clases de almendras: dulces y amargas; las amargas por su contenido, son tóxicas para el organismo, por lo que no se deben consumir. Las almendras dulces que son las comestibles, contienen: agua, proteínas, grasas, hidratos de carbono y celulosa; vitaminas B1, B2, PP, C, A, D y E; calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio, magnesio, azufre, cloro, manganeso, cobre y zinc. Contienen, además, los ocho aminoácidos esenciales. Son las almendras un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada. Además, resulta un ingrediente muy versátil tanto en recetas dulces como saladas.

La importancia de la almendra para la salud

Este fruto seco es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños.
A pesar de su aspecto seco y homogéneo, la almendra posee una cantidad notable de fibra soluble (10%). Es ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad.

La almendra es también rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne. Por ello en las dietas vegetarianas las almendras y los frutos secos en general tienen una gran importancia. El contenido en hierro es otra de las virtudes de este delicioso fruto seco. 50 gramos de almendras aportan una dosis de hierro muy similar a la de las espinacas, claro que éstas son 30 veces menos calóricas.

El magnesio, el fósforo y el manganeso también son otros de los minerales que aporta este fruto seco en cantidades nada despreciables.

Las almendras representan nutrición y salud con sabor. Son las almendras la fruta seca sin colesterol que agradará a los consumidores más exigentes y a los fanáticos de la salud.

La grasa, un regalo para las arterias

Los beneficios de las almendras para la salud de las personas son múltiples. Tienen un 52% de grasas. De ellas, dos terceras partes corresponden a ácido oleico. Esto quiere decir que comer almendras es muy parecido a tomar aceite de oliva desde el punto de vista cardiovascular.

Tanto es así, que se ha demostrado que en comunidades en que se consumen dosis altas de frutos secos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es menor. Otro punto a tener en cuenta es su contenido en ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial para el organismo que éste no sintetiza y que le es necesario obtener de la dieta.

La almendra y el crecimiento

Las almendras por la serie de elementos esenciales que tienen para nuestro organismo, hacen que su consumo sea adecuado en condiciones de crecimiento, siendo un buen complemento de la dieta.

La almendra y el envejecimiento

La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, una vitamina cuya ingesta a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante. 50 gr diarios de almendras crudas cubren las necesidades por día de esta vitamina.

La almendra y la diabetes

El control de la dieta es esencial en los diabéticos que no dependen de insulina. La almendra puede formar parte de la alimentación de un diabético. Por una parte, se sabe que la asociación de la fibra con los azúcares provoca una disminución en la velocidad de absorción de la glucosa, lo que hace que el aumento de los niveles de glucosa e insulina sea moderado. Por otro lado, se ha demostrado que una dieta de ácidos monoinsaturados mejora la tolerancia a la glucosa, además de tener un efecto positivo sobre la regulación del contenido de colesterol presente en las HDL y LDL y sobre los niveles de triglicéridos.

La almendra y el cáncer

Las almendras presentan un elevado contenido de fibra, elemento que, entre otras ventajas, permite aumentar el volumen de los excrementos y diluir así el ácido biliar, lípidos y esteroles, haciendo que disminuya el riesgo cancerígeno de éstos en el colon.

La almendra: una “aspirina” natural

Considerada “remedio de todos los males”, la aspirina es el medicamento más popular, extendido y aceptado. La alternativa natural a este producto consiste en comer un puñado de almendras, aunque sus efectos sean más lentos. La explicación radica en que las almendras contienen una buena proporción de salicilatos, sales formadas por ácido salicílico y una base que constituyen el principal agente activo de la aspirina, al que se deben los milagrosos efectos de este popular fármaco. Además, por su alto valor calórico y proteínico, las almendras ayudan a la regeneración del sistema nervioso y son un buen antiséptico intestinal.

La dosis recomendada

Los expertos están de acuerdo en que una dosis recomendable de almendras para una persona sana es de unos 25 g al día (20 unidades), estando especialmente recomendada a niños, por su riqueza en calcio y proteínas; a vegetarianos, por su aporte en hierro y proteínas; y a personas aquejadas de hipercolesterolemia, osteoporosis, déficit de peso, diabetes e intolerantes a la lactosa.

Versátil y Deliciosa

Leche de Almendras (Leche vegetal): Para las embarazadas, lactantes, para combatir las enfermedades nerviosas, la desnutrición, la debilidad, la anemia.

Preparación: Tomar de 7 a 18 almendras (según la cantidad de leche que se quiera preparar), se dejan remojando en agua fría, de la noche a la mañana siguiente; se les quita la piel, se licuan y se cuelan; se toma lentamente y al clima, pues el calor destruye los valores nutritivos, “por lo tanto no debe hervirse”. En resfríos o gripe esta bebida favorece la eliminación de toxinas.

En resumen, las almendras representan nutrición y salud con sabor. Son las almendras la fruta seca sin colesterol que agradará a los consumidores más exigentes y a los fanáticos de la salud.

Beneficios de la leche de almendras

El consumo de la leche de almendras es aconsejable cuando no se puede ingerir la habitual leche de vaca, pues ésta contiene lactosa que reacciona indisponiendo el aparato digestivo durante la digestión.

La leche de almendras contiene numerosas propiedades que favorecen con mayor énfasis durante el crecimiento y la adolescencia de un niño.

Dicha leche es totalmente, natural, vegetal y equilibrada, no está compuesta por ninguna clase de conservantes ni aditivos y menos gluten, lactosa o colesterol, comparte propiedades afines con la leche de soja y debido a esto su contenido en calcio es indispensable durante las primeras etapas de la vida.

Es importante mencionar que no solo la leche de almendras favorece el desarrollo de las personas si no que los beneficios que posee son buenos para las personas que sufren de celiquía, intolerancia a la lactosa o incluso aquellas personas que no consumen productos de origen animal.

El nivel de colesterol también puede ser regulado o controlado por la ingesta de leche de almendras, ya que mantendrá los niveles indicados adecuados.

Los beneficios de la leche de almendras

Las propiedades de la leche de almendras son numerosas y variadas, a continuación nombraremos las más destacadas con las que intentaremos informaros para un posterior beneficio.

Es importante el consumo de leche de almendras para las personas con niveles de colesterol alto o triglicéridos.

Para los intolerantes a la lactosa, es recomendable su consumo pues ayuda a realizar una digestión lo menos pesada posible.

Su alto contenido en potasio es aconsejable para las diarreas o vómitos donde se reducen los niveles de potasio, la leche ayuda a recuperarla.

En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta incluyendo la leche de almendras porque les aporta una mejoría reconocible.

Contiene un nivel de fibra soluble e insoluble por lo que protege la pared del intestino sobre todo a favor del colon, ayuda a regular la absorción de los azúcares y el colesterol.

Un dato considerado importante es que la leche de almendras reduce los niveles de colesterol el doble que el consumo de aceite de oliva.

Fuente:

http://www.naturalinea.com/newsitem.asp?id=245

http://asociacionluzverde.foroactivo.com/t4658-los-enormes-beneficios-de-la-leche-de-almendra-quema-grasa

Alimentos contra el Cáncer: ¿Cítricos Anticancerosos?

Ciertos componentes hallados en las frutas cítricas prometen ser efectivos en la lucha contra algunos tumores malignos de la piel. Entérese de los últimos descubrimientos realizados en varios centros científicos de renombre internacional.

Una compañía de investigaciones bioquímicas de Canadá, la KGK Synergize Inc. en colaboración con la USDA (organismo oficial norteamericano) vienen llevando a cabo estudios seriados utilizando flavonoides extraídos de distintas frutas cítricas.

Los primeros resultados de estos trabajos informan que la aplicación de esas sustancias a cultivos celulares demostraron que aquellos componentes son capaces de inhibir el crecimiento de las células del melanoma (un tipo de cáncer de piel bastante frecuente).

Las investigaciones hallaron que los bio-flavonoides clasificados con los nombres de tangeretin, nobiletin y 5-desmetil sinensetin son los flavonoides más efectivos para lograr limitar el crecimiento de las células del melanoma.

Esos flavonoides en particular se hallaron en la “pulpa”(hollejo) y en las cáscaras de las mandarinas y de las naranjas amargas.

Actualmente, los estudios se enfocan en determinar cuáles son los más potentes y eficaces entre los flavonoides que mejor actuaron, y ampliar los ensayos en animales de laboratorio que sufran no sólo del melanoma sino también de otros tipos de cáncer de piel.

Hay aún muchas preguntas por contestar, por ejemplo: ¿Cuáles son las concentraciones útiles? ¿Qué cantidad de cítricos aportarían esas concentraciones eficaces? ¿Cómo se metabolizan en el organismo? Y ¿ A través de que vías arriban al sitio de batalla?.

Existen antecedentes de investigaciones efectuadas en este campo que demostraron la eficacia de otros flavonoides (algunos de origen cítrico) para inhibir el crecimiento de tumores de distinta índole.

Por ejemplo: el d-limonene (que es un mono-terpeno hallado en las cáscaras y las pulpas del limón, la naranja y el pomelo) demostró tener una acción quimio-protectora en el carcinoma de células escamosas de la piel.

Investigadores de la Universidad de Arizona compararon la incidencia del Cáncer escamoso de la piel en una población donde el consumo de cítricos es elevada, respecto a otra en la cual no es habitual su consumo. La conclusión a la que se arribó consigna una positiva correlación entre el consumo de cítricos y la baja incidencia de estos tipos de cáncer.

Todos los estudios que se realizan simultáneamente en distintos centros científicos señalan la notable actividad anti cancerosa de los citro-flavonoides en los tumores mamarios inducidos artificialmente en animales de laboratorio.

La mayor fuente del d-limonene se encuentra especialmente en el consumo del hollejo y la cáscara rallada del limón.

Referencias:

Idikio H. International Journal of Oncology , 1998;12:1287-1290.

Platt D, Raz A. Modulation of melanoma cells by Citrus. J National Cancer Institute, 1992; 18:438-442.

Pienta KJ, Naik H, Akhtah A; et al, Inhibition of spontaneous metastasis I rat prostate cancer….J Natl Cancer Inst 1885; 87:348-353.

Fuente: http://www.enplenitud.com/alimentos-contra-el-cancer-citricos-anticancerosos.html#ixzz1n11yPir3

Té contra el Cáncer

NEW YORK | Fri May 4, 2007 7:07pm BST

El consumo de té reduce el riesgo de cáncer de piel.

Según un artículo publicado el 4 de mayo de 2007 por Reuters, una nueva investigación sugiere que las personas que toman una taza de té por las noches podrían tener menos riesgo de padecer las dos formas más comunes de cáncer de piel: el carcinoma de célula escamosa o el basocelular.

El estudio, realizado con cerca de 2.200 adultos, mostró que los hombres y mujeres que bebían té con regularidad (al menos una taza al día) tenían entre un 20 y un 30% menos de posibilidades de desarrollar estos cánceres que los que no bebían té.
Según los resultados publicados en la revista Journal of the American Academy of Dermatology, el efecto era incluso más pronunciado entre los participantes del estudio que habían sido fans del té durante décadas, así como en los que tomaban al menos dos tazas de té al día. Por supuesto, esto no quiere decir que se pueda tostar uno bajo el sol todo el tiempo que quiera mientras se tome una taza de té al día. Los investigadores no ha encontrado indicios de que el té reduzca el riesgo de cáncer de piel en personas que hayan tenido quemaduras importantes por el sol en el pasado.

Los investigadores tampoco han estudiado la relación entre el consumo de té y el melanoma maligno, la forma de cáncer de piel menos común, pero también la más mortífera. Sin embargo, según los autores del estudio dirigido por la Dra. Judy R. Rees, de la Dartmouth Medical School en Lebanon, New Hampshire, los resultados respaldan la teoría de que los antioxidantes del té podrían reducir el daño que la radiación UV produce en la piel.

En concreto, se ha observado que un antioxidante del té conocido como EGCG reduce las quemaduras en pieles expuestas a radiación UV.

Estos resultados se basan en entrevistas a 770 residentes de New Hampshire con carcinoma basocelular, 696 con carcinoma de célula escamosa y 715 sin cáncer, habiendo entre ellos hombres y mujeres de la misma edad.

El consumo de té se relacionó con una reducción en el riesgo de cáncer de piel, incluso teniendo en cuenta factores como la edad, el tipo de piel y el historial de quemaduras. Sin embargo, los bebedores de té que habían sufrido múltiples quemaduras graves en el pasado no mostraban esta reducción en el riesgo.

Según los investigadores, es posible que los antioxidantes del té limiten el daño causado en la piel por una exposición moderada al sol, pero no los efectos “más extremos” de la exposición al sol, como el daño en el ADN de las células de la piel, uno de los factores que produce el cáncer.

Fuente: Reuters

http://uk.reuters.com/article/2007/05/04/health-tea-cancer-dc-idUKCOL46325320070504?feedType=RSS

Alimentos que ayudan a evitar el Cáncer de Piel

Una alimentación rica en vitaminas, antioxidantes y suficientes líquidos es esencial para el buen cuidado de la piel.

8 de junio de 2006

La Campaña de difusión Euromelanoma 2006 pretende concienciar a la población de los riesgos de una exposición solar prolongada sin tomar las debidas precauciones, así como la importancia de la detección precoz del cáncer de piel más agresivo, el melanoma. Esta interesante iniciativa está coordinada por Eduardo Nagore, presidente de la sección territorial valenciana de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Alimentos para cuidar la piel

Una exposición solar incontrolada no es el único factor que perjudica la piel, sino que también lo son el tabaco, la contaminación ambiental, el sedentarismo y una alimentación inadecuada. Por el contrario, una dieta equilibrada es una gran aliada para la piel. Es preciso seguir una dieta variada en la que se incluya una cantidad adecuada de líquidos, vitaminas como la A, C y E, y minerales como el selenio, el cinc o el hierro. Estas sustancias con acción antioxidante, bloquean el efecto dañino de los radicales libres, moléculas que provocan efectos negativos para la salud. Y algunas de ellas, como la vitamina A y la C, son nutrientes de la piel, por lo que mejoran su estado y su aspecto.

Los antioxidantes se encuentran principalmente en alimentos vegetales, como las frutas, las legumbres, las verduras y hortalizas, los frutos secos y los cereales integrales. Además, los ácidos grasos insaturados como el ácido oleico, presente en el aceite de oliva y el aguacate, o el linoleico y linolénico, abundantes en los aceites de semillas -girasol, maíz, soja…-, los frutos secos oleaginosos -nueces, almendras, avellanas, pistachos, etc.- y el pescado azul, también son imprescindibles para mantener una piel bien estructurada. Además de nutrida, la piel ha de estar hidratada, para lo cual es la solución es beber suficientes líquidos, tanto zumos naturales como batidos, cremas o infusiones frías… Y no hay que olvidar que el líquido que mejor hidrata el organismo es el agua.

Llevando a cabo una dieta que asegure el aporte correcto de todos los nutrientes básicos para la piel y tomando las precauciones necesarias, la piel podrá mantenerse en perfecto estado de salud.

La detección precoz del melanoma: fundamental para su curación

Una exposición solar controlada tiene un efecto beneficioso para el organismo ya que, además de incidir sobre el estado de ánimo, es indispensable para realizar algunas funciones corporales, como la síntesis de la vitamina D. Sin embargo, la excesiva y descuidada exposición a los rayos solares provoca un envejecimiento precoz de la piel y puede ocasionar daños muy graves.

Un melanoma es un determinado cáncer de piel, concretamente un tumor muy agresivo y con una gran facilidad para producir metástasis a lo largo del cuerpo y reproducirse. Afortunadamente, presenta una gran ventaja respecto a otros tipos de cáncer: su aparición es externa. Se manifiesta desde el primer momento en forma de manchas o lunares con un aspecto asimétrico y un tamaño superior a un centímetro que tiende a aumentar. Si se detecta en sus primeras fases, este cáncer tiene curación en el 90 por ciento de los casos, por lo que una detección precoz resulta fundamental.

Realizar con frecuencia una autoexploración es una excelente medida preventiva. Para ello conviene desnudarse frente a un espejo y observar todas las partes del cuerpo incluso aquellas que no se exponen a la luz solar. Primeramente se realiza una exploración de la parte delantera y después con la ayuda de un espejo de mano, se inspecciona la parte posterior. Por último, se observan las partes laterales del cuerpo así como las partes internas de piernas y brazos, las plantas de los pies y el cuero cabelludo.

Mejorar las conductas inadecuadas

Se acerca el verano y con él unos intensos y peligrosos rayos de sol. Esto hace que muchas personas se expongan de forma prolongada a la acción de estos rayos solares. Es cierto que cada vez son mejores los conocimientos que adquiere la población respecto a los peligros que conlleva una exposición solar inadecuada. Sin embargo, se siguen observando conductas inadecuadas en el día a día y por esta razón en los últimos años la incidencia del melanoma ha ido en aumento.

Dos claves fundamentales son: proteger la piel de los rayos nocivos de sol y realizar revisiones periódicas para detectar posibles lesiones. Especial cuidado merecen las personas con antecedentes familiares, melanomas anteriores, un sistema inmunitario debilitado, quemaduras solares importantes, una piel muy clara o una excesiva presencia de lunares. Todos ellos presentan mayor riesgo que el resto de la población de sufrir este problema.

Es necesario tomar las siguientes precauciones:

– Explorar con frecuencia los lunares.
– No abusar del tiempo de exposición al sol en las primeras sesiones del verano ni en las horas del mediodía.
– Usar una buena crema protectora de alta graduación, adecuada a cada tipo de piel.
– Tener siempre al alcance prendas de ropa con las que poder cubrirse en un momento determinado.
– Emplear la sombrilla cuando se acude a la playa -especialmente los niños- o cobijarse bajo la sombra de un árbol en el campo o en la piscina.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/adulto_y_vejez/2006/06/08/152762.php

Alimentos para prevenir el Cáncer de Piel

Aunque no hay mejor prevención que reducir las horas de exposición solar y utilizar cremas protectoras, la dieta también juega un papel muy importante a la hora de prevenir el cáncer, en este caso, el cáncer de piel.

También las plantas que mencionábamos en el artículo anterior (plantas que previenen el cáncer) son grandes aliadas en la prevención del cáncer.

  • Nísperos: Cuatro nísperos al día cubren la mitad de las necesidades diarias de vitamina A, un nutriente que ayuda a prevenir el cáncer de piel, ya que contrarresta la acción de los rayos ultravioletas, a la vez que favorece la correcta renovación de las células de nuestra epidermis.
  • Té Verde: Los expertos creen que el té verde posee unos compuestos que podrían bloquear la formación de tumores cancerosos en la piel. Para reducir los daños de los rayos ultravioletas, antes de tomar el sol, aplica sobre la piel compresas empapadas en una infusión de té verde. A continuación, extiende sobre la piel seca tu crema protectora con filtro solar.
  • Brócoli: Es un tesoro de vitaminas anticancerígenas. Aparte de su importante contenido en vitaminas E y A, el brócoli posee compuestos sulfurosos que dificultan la reproducción de las células cancerígenas.
  • Aceite de oliva: Condimentar los platos con aceite de oliva extra es muy beneficioso. No sólo es rico en grasas saludables, que ayudan a mantener la piel bien hidratada y resistente, sino que, además, posee un alto contenido en vitamina E. Este nutriente neutraliza los efectos de los radicales libres, que se agravan en verano por la acción de los rayos del sol.
  • Tomate: Los licopenos del tomate, pigmentos naturales que le dan su color rojizo, combaten los daños producidos por los rayos solares y retrasan el envejecimiento de la piel. También contiene vitamina C, de demostrada acción preventiva frente al cáncer de piel.

Fuente: http://www.ejercicios1000.com/2011/08/alimentos-para-prevenir-el-cancer-de.html