Alimentos contra el Cáncer: ¿Cítricos Anticancerosos?

Ciertos componentes hallados en las frutas cítricas prometen ser efectivos en la lucha contra algunos tumores malignos de la piel. Entérese de los últimos descubrimientos realizados en varios centros científicos de renombre internacional.

Una compañía de investigaciones bioquímicas de Canadá, la KGK Synergize Inc. en colaboración con la USDA (organismo oficial norteamericano) vienen llevando a cabo estudios seriados utilizando flavonoides extraídos de distintas frutas cítricas.

Los primeros resultados de estos trabajos informan que la aplicación de esas sustancias a cultivos celulares demostraron que aquellos componentes son capaces de inhibir el crecimiento de las células del melanoma (un tipo de cáncer de piel bastante frecuente).

Las investigaciones hallaron que los bio-flavonoides clasificados con los nombres de tangeretin, nobiletin y 5-desmetil sinensetin son los flavonoides más efectivos para lograr limitar el crecimiento de las células del melanoma.

Esos flavonoides en particular se hallaron en la “pulpa”(hollejo) y en las cáscaras de las mandarinas y de las naranjas amargas.

Actualmente, los estudios se enfocan en determinar cuáles son los más potentes y eficaces entre los flavonoides que mejor actuaron, y ampliar los ensayos en animales de laboratorio que sufran no sólo del melanoma sino también de otros tipos de cáncer de piel.

Hay aún muchas preguntas por contestar, por ejemplo: ¿Cuáles son las concentraciones útiles? ¿Qué cantidad de cítricos aportarían esas concentraciones eficaces? ¿Cómo se metabolizan en el organismo? Y ¿ A través de que vías arriban al sitio de batalla?.

Existen antecedentes de investigaciones efectuadas en este campo que demostraron la eficacia de otros flavonoides (algunos de origen cítrico) para inhibir el crecimiento de tumores de distinta índole.

Por ejemplo: el d-limonene (que es un mono-terpeno hallado en las cáscaras y las pulpas del limón, la naranja y el pomelo) demostró tener una acción quimio-protectora en el carcinoma de células escamosas de la piel.

Investigadores de la Universidad de Arizona compararon la incidencia del Cáncer escamoso de la piel en una población donde el consumo de cítricos es elevada, respecto a otra en la cual no es habitual su consumo. La conclusión a la que se arribó consigna una positiva correlación entre el consumo de cítricos y la baja incidencia de estos tipos de cáncer.

Todos los estudios que se realizan simultáneamente en distintos centros científicos señalan la notable actividad anti cancerosa de los citro-flavonoides en los tumores mamarios inducidos artificialmente en animales de laboratorio.

La mayor fuente del d-limonene se encuentra especialmente en el consumo del hollejo y la cáscara rallada del limón.

Referencias:

Idikio H. International Journal of Oncology , 1998;12:1287-1290.

Platt D, Raz A. Modulation of melanoma cells by Citrus. J National Cancer Institute, 1992; 18:438-442.

Pienta KJ, Naik H, Akhtah A; et al, Inhibition of spontaneous metastasis I rat prostate cancer….J Natl Cancer Inst 1885; 87:348-353.

Fuente: http://www.enplenitud.com/alimentos-contra-el-cancer-citricos-anticancerosos.html#ixzz1n11yPir3

Té contra el Cáncer

NEW YORK | Fri May 4, 2007 7:07pm BST

El consumo de té reduce el riesgo de cáncer de piel.

Según un artículo publicado el 4 de mayo de 2007 por Reuters, una nueva investigación sugiere que las personas que toman una taza de té por las noches podrían tener menos riesgo de padecer las dos formas más comunes de cáncer de piel: el carcinoma de célula escamosa o el basocelular.

El estudio, realizado con cerca de 2.200 adultos, mostró que los hombres y mujeres que bebían té con regularidad (al menos una taza al día) tenían entre un 20 y un 30% menos de posibilidades de desarrollar estos cánceres que los que no bebían té.
Según los resultados publicados en la revista Journal of the American Academy of Dermatology, el efecto era incluso más pronunciado entre los participantes del estudio que habían sido fans del té durante décadas, así como en los que tomaban al menos dos tazas de té al día. Por supuesto, esto no quiere decir que se pueda tostar uno bajo el sol todo el tiempo que quiera mientras se tome una taza de té al día. Los investigadores no ha encontrado indicios de que el té reduzca el riesgo de cáncer de piel en personas que hayan tenido quemaduras importantes por el sol en el pasado.

Los investigadores tampoco han estudiado la relación entre el consumo de té y el melanoma maligno, la forma de cáncer de piel menos común, pero también la más mortífera. Sin embargo, según los autores del estudio dirigido por la Dra. Judy R. Rees, de la Dartmouth Medical School en Lebanon, New Hampshire, los resultados respaldan la teoría de que los antioxidantes del té podrían reducir el daño que la radiación UV produce en la piel.

En concreto, se ha observado que un antioxidante del té conocido como EGCG reduce las quemaduras en pieles expuestas a radiación UV.

Estos resultados se basan en entrevistas a 770 residentes de New Hampshire con carcinoma basocelular, 696 con carcinoma de célula escamosa y 715 sin cáncer, habiendo entre ellos hombres y mujeres de la misma edad.

El consumo de té se relacionó con una reducción en el riesgo de cáncer de piel, incluso teniendo en cuenta factores como la edad, el tipo de piel y el historial de quemaduras. Sin embargo, los bebedores de té que habían sufrido múltiples quemaduras graves en el pasado no mostraban esta reducción en el riesgo.

Según los investigadores, es posible que los antioxidantes del té limiten el daño causado en la piel por una exposición moderada al sol, pero no los efectos “más extremos” de la exposición al sol, como el daño en el ADN de las células de la piel, uno de los factores que produce el cáncer.

Fuente: Reuters

http://uk.reuters.com/article/2007/05/04/health-tea-cancer-dc-idUKCOL46325320070504?feedType=RSS

Alimentos que ayudan a evitar el Cáncer de Piel

Una alimentación rica en vitaminas, antioxidantes y suficientes líquidos es esencial para el buen cuidado de la piel.

8 de junio de 2006

La Campaña de difusión Euromelanoma 2006 pretende concienciar a la población de los riesgos de una exposición solar prolongada sin tomar las debidas precauciones, así como la importancia de la detección precoz del cáncer de piel más agresivo, el melanoma. Esta interesante iniciativa está coordinada por Eduardo Nagore, presidente de la sección territorial valenciana de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Alimentos para cuidar la piel

Una exposición solar incontrolada no es el único factor que perjudica la piel, sino que también lo son el tabaco, la contaminación ambiental, el sedentarismo y una alimentación inadecuada. Por el contrario, una dieta equilibrada es una gran aliada para la piel. Es preciso seguir una dieta variada en la que se incluya una cantidad adecuada de líquidos, vitaminas como la A, C y E, y minerales como el selenio, el cinc o el hierro. Estas sustancias con acción antioxidante, bloquean el efecto dañino de los radicales libres, moléculas que provocan efectos negativos para la salud. Y algunas de ellas, como la vitamina A y la C, son nutrientes de la piel, por lo que mejoran su estado y su aspecto.

Los antioxidantes se encuentran principalmente en alimentos vegetales, como las frutas, las legumbres, las verduras y hortalizas, los frutos secos y los cereales integrales. Además, los ácidos grasos insaturados como el ácido oleico, presente en el aceite de oliva y el aguacate, o el linoleico y linolénico, abundantes en los aceites de semillas -girasol, maíz, soja…-, los frutos secos oleaginosos -nueces, almendras, avellanas, pistachos, etc.- y el pescado azul, también son imprescindibles para mantener una piel bien estructurada. Además de nutrida, la piel ha de estar hidratada, para lo cual es la solución es beber suficientes líquidos, tanto zumos naturales como batidos, cremas o infusiones frías… Y no hay que olvidar que el líquido que mejor hidrata el organismo es el agua.

Llevando a cabo una dieta que asegure el aporte correcto de todos los nutrientes básicos para la piel y tomando las precauciones necesarias, la piel podrá mantenerse en perfecto estado de salud.

La detección precoz del melanoma: fundamental para su curación

Una exposición solar controlada tiene un efecto beneficioso para el organismo ya que, además de incidir sobre el estado de ánimo, es indispensable para realizar algunas funciones corporales, como la síntesis de la vitamina D. Sin embargo, la excesiva y descuidada exposición a los rayos solares provoca un envejecimiento precoz de la piel y puede ocasionar daños muy graves.

Un melanoma es un determinado cáncer de piel, concretamente un tumor muy agresivo y con una gran facilidad para producir metástasis a lo largo del cuerpo y reproducirse. Afortunadamente, presenta una gran ventaja respecto a otros tipos de cáncer: su aparición es externa. Se manifiesta desde el primer momento en forma de manchas o lunares con un aspecto asimétrico y un tamaño superior a un centímetro que tiende a aumentar. Si se detecta en sus primeras fases, este cáncer tiene curación en el 90 por ciento de los casos, por lo que una detección precoz resulta fundamental.

Realizar con frecuencia una autoexploración es una excelente medida preventiva. Para ello conviene desnudarse frente a un espejo y observar todas las partes del cuerpo incluso aquellas que no se exponen a la luz solar. Primeramente se realiza una exploración de la parte delantera y después con la ayuda de un espejo de mano, se inspecciona la parte posterior. Por último, se observan las partes laterales del cuerpo así como las partes internas de piernas y brazos, las plantas de los pies y el cuero cabelludo.

Mejorar las conductas inadecuadas

Se acerca el verano y con él unos intensos y peligrosos rayos de sol. Esto hace que muchas personas se expongan de forma prolongada a la acción de estos rayos solares. Es cierto que cada vez son mejores los conocimientos que adquiere la población respecto a los peligros que conlleva una exposición solar inadecuada. Sin embargo, se siguen observando conductas inadecuadas en el día a día y por esta razón en los últimos años la incidencia del melanoma ha ido en aumento.

Dos claves fundamentales son: proteger la piel de los rayos nocivos de sol y realizar revisiones periódicas para detectar posibles lesiones. Especial cuidado merecen las personas con antecedentes familiares, melanomas anteriores, un sistema inmunitario debilitado, quemaduras solares importantes, una piel muy clara o una excesiva presencia de lunares. Todos ellos presentan mayor riesgo que el resto de la población de sufrir este problema.

Es necesario tomar las siguientes precauciones:

- Explorar con frecuencia los lunares.
- No abusar del tiempo de exposición al sol en las primeras sesiones del verano ni en las horas del mediodía.
- Usar una buena crema protectora de alta graduación, adecuada a cada tipo de piel.
- Tener siempre al alcance prendas de ropa con las que poder cubrirse en un momento determinado.
- Emplear la sombrilla cuando se acude a la playa -especialmente los niños- o cobijarse bajo la sombra de un árbol en el campo o en la piscina.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/adulto_y_vejez/2006/06/08/152762.php

Alimentos para prevenir el Cáncer de Piel

Aunque no hay mejor prevención que reducir las horas de exposición solar y utilizar cremas protectoras, la dieta también juega un papel muy importante a la hora de prevenir el cáncer, en este caso, el cáncer de piel.

También las plantas que mencionábamos en el artículo anterior (plantas que previenen el cáncer) son grandes aliadas en la prevención del cáncer.

  • Nísperos: Cuatro nísperos al día cubren la mitad de las necesidades diarias de vitamina A, un nutriente que ayuda a prevenir el cáncer de piel, ya que contrarresta la acción de los rayos ultravioletas, a la vez que favorece la correcta renovación de las células de nuestra epidermis.
  • Té Verde: Los expertos creen que el té verde posee unos compuestos que podrían bloquear la formación de tumores cancerosos en la piel. Para reducir los daños de los rayos ultravioletas, antes de tomar el sol, aplica sobre la piel compresas empapadas en una infusión de té verde. A continuación, extiende sobre la piel seca tu crema protectora con filtro solar.
  • Brócoli: Es un tesoro de vitaminas anticancerígenas. Aparte de su importante contenido en vitaminas E y A, el brócoli posee compuestos sulfurosos que dificultan la reproducción de las células cancerígenas.
  • Aceite de oliva: Condimentar los platos con aceite de oliva extra es muy beneficioso. No sólo es rico en grasas saludables, que ayudan a mantener la piel bien hidratada y resistente, sino que, además, posee un alto contenido en vitamina E. Este nutriente neutraliza los efectos de los radicales libres, que se agravan en verano por la acción de los rayos del sol.
  • Tomate: Los licopenos del tomate, pigmentos naturales que le dan su color rojizo, combaten los daños producidos por los rayos solares y retrasan el envejecimiento de la piel. También contiene vitamina C, de demostrada acción preventiva frente al cáncer de piel.

Fuente: http://www.ejercicios1000.com/2011/08/alimentos-para-prevenir-el-cancer-de.html

19 Alimentos para prevenir el Cáncer de Mama (Seno)

Investigaciones recientes sugieren que incluir estos alimentos en tu dieta podría reducir significativamente el riesgo de padecer cáncer de mama:

  1. Vegetales color amarillo naranja: comer alimentos con algo contenido de betacaroteno ha sido asociado en numerosos estudios con la reducción del porcentaje de riesgo de padecer cáncer. Consejo: el betacaroteno contenido en las zanahorias bebé se absorbe mejor que en las normales, y en éstas la tasa de absorción es de más del 500%.
  2. Vegetales de la familia de las crucíferas: rábano, brécol (brocoli), coliflor, rutabaga, repollo, nabos, hojas de nabo, contienen indol-3-carbinol, que reduce el nivel de un tipo de estrógeno que podría favorecer el cáncer (16 hidroxi-estradiol y 16-hidroxi-estrona). Consejo: busca BroccoSprouts una marca de brotes brócoli con niveles altos de SGS (sulforafano glucosinolato), un compuesto que combate los tumores mamarios en ratones.
  3. Calienta una taza con un poco de leche de soja no transgénica, leche de almendras, o leche biológica fresca -libre de hormonas-, añade una cucharada de almendras molidas, semillas de calabaza o nueces, o un cuarto de cucharada de extracto natural de almendras, y tómala antes de ir a dormir.
  4. Consume tomates orgánicos, cocidos, secos, en sopas, en zumos y salsas para asegurarte un buen suministro de un compuesto llamado licopeno. Las dietas altas en licopeno están asociadas a tasas bajas de cáncer de pecho y próstata. Asegúrate que tus tomates son biológicos. En la actualidad, los tomates suelen ser transgénicos.
  5. Deja el vino tinto y consume las uvas naturales. Más de una bebida alcohólica por día aumenta tus riesgos de padecer cáncer de mama, mientras que las uvas tienen propiedades antioxidantes que combaten el cáncer.
  6. Consume pescado de aguas frías (salmón, anchoas, sardinas) y nueces y semillas ricas en ácidos grasos esenciales omega-3 (almendras, macadamias, nueces, semillas de calabaza). Las investigaciones sugieren que los sujetos con niveles alto de omega 3 en los tejidos, tienen una tasa de riesgo menor de padecer cáncer.
  7. Los individuos cuyas dietas son altas en vitamina D sufren menos cáncer. Para asegurarte de que alcanzas el nivel recomendado, muchos expertos aconsejan añadir vitamina D a una dieta sana, especialmente si el clima o el estilo de vida no permiten una exposición a la luz solar de 20 minutos al día.
  8. Toma un bol pequeño de cerezas maduras. Las cerezas son la fuente principal de un compuesto que inhibe el cáncer en ratas.
  9. El compuesto llamado limonoide, que se encuentra en la piel y la membrana blanca de las naranjas, inhibe cánceres en tubo de ensayo. Consume naranjas y mandarinas completas. Busca infusiones herbales hechas con piel de limón o naranja. Usa aceite real de naranja y limón para cocinar o para preparar bebidas saludables.
  10. Evitar usar granos refinados. En su lugar usa granos integrales de cultivo biológico. Existe al menos un estudio que demuestra que entre las mujeres que consumieron más cantidad de granos refinados, se dieron más casos de cáncer de pecho. Otro estudio demostró que entre quienes consumían al menos una porción de cereales orgánicos con alto contenido en fibra de arroz o de avena, los niveles del tipo de estrógeno que promueve cáncer eran inferiores.
  11. Usa mantequilla biológica en vez de margarina. Hay varios estudios que indican que una dieta alta en grasas saturadas puede aumentar el riesgo de cáncer. La margarina, las patatas fritas, la comida rápida o a base de refinados, y muchos alimentos procesados o fritos con grasas hidrogenadas son fuentes principales de grasas saturadas.
  12. Bebe te verde, sea caliente o frío. El te verde es rico en catecoles, particularmente uno: epilgallocatechin-galato (EGCG), un compuesto que inhibe las células cancerígenas en ratones. Las marcas cafeinadas tienen el doble de potencia que las descafeinadas. Y la mayoría de las marcas embotelladas prácticamente no tienen. Mézclalo con infusiones de hierbas y cáscara de limón para añadirle sabor, o endúlzalo con un poco de zumo de uva no pausterizado o algún sirope de ágave que tenga bajo contenido en azúcar.
  13. En vez de usar aderezos comerciales que generalmente se hacen con una mezcla de aceites, hazte tu propio aderezo con mitad aceite de oliva virgen, mitad vinagre balsámico. Hay estudios que muestran que los pueblos mediterráneos que consumen grandes cantidades de aceite de oliva tienen índices bajos de cáncer.
  14. El ajo destruye a las células cancerígenas en los tubos de ensayo. Pero si vas a cocinarlo, entonces siempre pélalo y trocéalo primero y déjalo descansar unos diez o quince minutos antes de calentarlo.
  15. Las mujeres de un estudio que tomaron una ración de espinaca al menos dos veces a la semana, tuvieron la mitad de la tasa de cáncer, que las que no la tomaron.
  16. Las hamburguesas y salchichas vegetales no transgénicas no forman los mismos compuestos que forma la carne cuando se las cocina. Y son estos compuestos los que explicarían por qué las mujeres que comen gran cantidad de carne roja y carne bien hecha parecen tener una mayor incidencia de cáncer [que las que consumen sus equivalentes vegetales].
  17. ¿Por qué usar semilla de lino? Porque tiene 75 veces más precursores de lignina, compuestos que inhiben la formación de tumores en animales.
  18. Usa soja no transgénica. Las isoflavonas de soja actúan como estrógenos débiles, que impiden que los estrógenos fuertes estimulen las células cancerígenas que son sensibles al estrógeno. Asegúrate, no obstante, que toda la soja, sus derivados y suplementos que consumas, sean biológicas. La soja suele ser transgénica.
  19. Plantas como el fenogreco, la cimicifuga contienen estrógenos débiles que compiten con los más fuertes en los receptores de estrógeno.

¡El número 20 es que pongas manos a la obra!

© Dr. John H Maher, ABAAHP

© de la traducción, 2006. Mónica P. Vazquez

Fuente: http://www.mujeresholisticas.com/art57.html

Alimentos para Prevenir el Cáncer

Una de las mejores maneras de prevenir el cáncer, es a través de la ingesta de alimentos. La falta de antioxidantes, es una de las características más comunes en las personas que padecen esta terrible enfermedad.

Es por ello que aquí te proponemos una serie de consejos referentes a los alimentos que hay que consumir para prevenir el Cáncer.

¿Qué alimentos consumir para prevenir el cáncer?

Las vitaminas, los minerales y los granos contienen antioxidantes que nos ayudan a prevenir el cáncer, neutralizándolo. Aquí tenemos un listado con 14 alimentos que nos ayudarán en este tema:

1. Vitaminas

Previene: El cáncer de: boca, bronquios, cervix, colon, esófago, estómago, mama, ovario, piel, próstata y pulmón.
Alimentos: frutas, cítricos, verduras, vegetales verdes, leguminosas, nueces, salvado y germen de trigo, lácteos, huevo, hígado y pescados azules o grasos.

2. Minerales

Previene: El cáncer de: colon, esófago, estómago, hígado, mama, próstata y pulmón.
Alimentos: frutos cítricos, vegetales verdes, ajo, cebolla, leguminosas, nueces, granos enteros, germen de trigo, soya, pescados, mariscos, aves, carnes bajas en grasa, lácteos, huevo e hígado.

3. Licopeno

Previene: El cáncer de: pulmón, próstata, estómago, colon, recto, boca, piel, matriz, mama, esófago, faringe y páncreas.
Alimentos: jitomate (entero, salsa, jugo), sandía, toronja, chabacano, guayaba y papaya. Para obtener su beneficio debes consumirlo diariamente.

4. Betacaroteno

Previene: El cáncer de pulmón, estómago, mama y útero.
Alimentos: zanahoria, pimiento rojo, brócoli, espinaca, col, melón, chabacano, naranja, durazno, mandarina, haba, maíz y yema de huevo.

5. Sulforafano

Previene: El cáncer de colon, mama, estómago.
Alimentos: brócoli, berro, col, coliflor, col de Bruselas, rábano, nabo.

6. Ácidos Grasos Omega-3

Previene: cáncer de: mama, Cáncer de próstata, de colon y de piel.
Alimentos: pescados azules o grasos (atún, salmón, sardina, anguila, arenque, caballa, trucha, hipogloso y bacalao).

7. Soya

Previene: El cáncer de: mama y próstata.
Alimentos: Frijol de soya, tofu, sopa de miso, leche de soya, polvo de proteína de soya y yogurt de soya. (Ver Propiedades de la Soya )

8. Fibra

Previene: El cáncer de: colon y mama.
Alimentos: Casi todas las frutas y verduras, granos enteros, salvado de trigo, leguminosas (habas, chícharos, lentejas, etc.).

9. Té Verde

Previene: El cáncer de: pulmón, estómago, boca, esófago, piel y próstata.
Recomendación: Hervir por lo menos 5 minutos y tomar de 3 a 6 tazas diarias de té verde.

10. Vino Tinto

Previene: El cáncer de piel, mama y tiroides.
Recomendación: Beber en cantidades moderadas (una a dos copas por día).

11. Frutos Silvestres

Previene: El cáncer de: pulmón, piel, próstata, esófago e hígado.
Alimentos: Arándanos, frambuesas, fresas, zarzamoras.

12. Ajo y Cebolla

Previene: El cáncer de: estómago.
Alimentos: Ajos, cebollas, cebolletas, cebollinos y puerros.

13. Setas

Previene: Cáncer de: órganos reproductivos en las mujeres.

14. Aspirina

Previene: El cáncer de: colon.

Es recomendable una tableta diaria.

Fuente: http://www.medicinanaturalperuana.com/salud/alimentos-para-prevenir-el-cancer.html